PICAS FORESTALES

La palabra Pica de amplio uso en las comunidades rurales de Venezuela designa a “un sendero provisional abierto en un lugar montuoso”, tal como nos enseña Don Lisandro Alvarado en su Glosario de voces indígenas de Venezuela. Es voz de uso frecuente que en otros diccionarios la señalan como sinónimo de Trocha. Con tal significación se emplea también en Colombia y Ecuador. La historia patria la registra en 1821 cuando Páez para apresurar su entrada a la gloria de Carabobo atraviesa la nombrada Pica de La Mona que une a Nirgua y Valencia. También la historia y la geografía señalan que en 1940, el explorador y baquiano amazonense Melicio Pérez inició la apertura de la llamada “Pica de los Piaroa” que uniría a Puerto Ayacucho con Manapiare sobre un trayecto de 170 kilómetros, la cual serviría de guía para la apertura de la carretera. En el ámbito jurídico se usa con propiedad este vocablo tal como se muestra en el artículo 35 de la Ley Forestal de Suelos y Aguas: Cuando se trate de la apertura de picas, ordenadas por la autoridad judicial en juicio de deslindes ….. En otro contexto esta palabra se utiliza para referenciar las áreas de investigación en las que se ubican ensayos de diferente índole como los de la Pica 8 de la Estación Experimental Caparo o la Pica Garciera, del bosque universitario Caimital. Por último, no podía faltar la exaltación de las picas en el ámbito de la poesía popular como se muestra en los versos arvelianos: por estas picas tan solas; por la pica de una canta; se me cerraron las picas. etc., o bien en coplas populares, como las referidas a los peligros que encerraba la montaña de San Camilo y que conllevaban a la pérdida de los baquianos: Se metió montaña adentro - Por una pica que había.
Se ha escogido el nombre de PICAS FORESTALES para identificar esta página dado que la connotación de la expresión se compagina bien con la trayectoria seguida por el responsable de la misma en sus faenas forestales que a la vez acompañaba con la de baquiano, a lo largo y ancho del país. Bajo esta fundamentación se presenta una serie de relatos originados en las experiencias acumuladas en una cincuentena de años de trajín en la ruralidad, en un entorno lleno de picas que se entrecruzaban en uno u otro derrotero y de cuyo tránsito brotaron centenas de anécdotas

28 abril 2015

LAS PLANTAS EN LOS NOMBRES DE LOS PUEBLOS DEL LLANO (4/4)





Para destacar la importancia de los nombres de las plantas en la denominación de lugares, se seleccionaron sólo 39 de los 439 reseñados en el Nomenclátor nacional y extraídos por la Profesora Irama Casale, en su tan interesante como paciente trabajo
(Aquí se presentan las últimas trece especies)
Omar Carrero Araque
Baquiano

27. MALABAR (Gardenia jasminoides J. Ellis)

El Malabar es un arbusto de aproximadamente 1,5 metros, con hojas persistentes, de color verde oscuro y flores blancas muy fragantes; es una planta introducida desde Asia (China e India) pero se ha naturalizado en nuestro país a tal punto que no hay casa de fundo llanero que no tenga una planta de Malabar en su jardín. También su nombre su usa para identificar Hatos o Fundos.  En la Leyenda de El Silbón de Dámaso Delgado, ambientada en los llanos de Guanarito, le reprochan a uno de los personajes: “Eso le pasó por porfiao, por porfiao, le dijo el caporal de Los Malabares”. Como topónimo sólo se registra en el municipio Araure (Portuguesa).
Foto: en.wikipedia.org                                 

28. MANGO (Mangifera indica L.) 


El árbol de Mango es tal vez  uno de los más conocidos en las ciudades, pueblos y caseríos del llano, pues siendo una planta introducida desde India se ha naturalizado en toda la tierra caliente del país.  Por su follaje permanente se planta en los patios de las casas para aprovecharse de su sombra, además de tener “a la mano” sus sabrosos frutos. Esta bondad se ha honrado con su nombre en los  estados Guárico, Apure, Barinas y Cojedes: Mango Redondo, Mango Solo, Los Mangos, El Manguito, La Manga y Las Mangas. En San Carlos de Austria (Cojedes) existe una plaza dedicada a la fruta del mango.

29. MANTECO (Byrsonima crassifolia (L.) Kunth)


El Manteco es una de las plantas asociadas a los chaparrales por lo que se deduce que tiene resistencia al fuego y a los suelos degradados. De las ramas delgadas y flexibles se obtiene una especie de látigo (el manteco) que sirve para acicatear a las bestias de monta y también para castigar a los críos cuando cometen alguna tremendura. De los frutos maduros y puestos a hervir en agua se extrae un aceite comestible, de  allí tal vez proviene su nombre de Manteco. En un solo estado llanero aparece en colectivo este nombre como topónimo: Mantecal, municipio Muñoz del estado Apure. En las cercanías de este pueblo, en El Chacero,  nació el conocido coplero Cristóbal Jiménez. 

30. MAPORA (Roystonea venezuelana L.H. Bailey)

La Mapora o Chaguaramo es tal vez la palma más esbelta del llano pues su tronco liso puede alcanzar unos 35 m de los 40-45 que alcanza la planta. Su silueta se divisa  desde la distancia, una cualidad que llevó al gobierno de Guzmán Blanco a decretar su plantación en las plazas de los pueblos para  poder ubicarlos a lo  lejos, tal vez con fines militares.  En los llanos de Barinas, Portuguesa y Apure encontramos pueblos como La Mapora, Maporal, Maporalito, Las Maporas, Maporita y La Maporita. También existen numerosos pueblos y lugares que llevan el nombre de Chaguarama o sus variantes (Chaguaramas, La Chaguarama, Los Chaguaramos y Chaguaramal)

31. MASTRANTO (Hyptis suaveolens L. Poit.)


El Mastranto puede considerarse como una de las plantas emblemáticas del llano. Es una hierba erecta de flores moradas,  de unos 1,5 m cuyas hojas contienen un principio aromático. Crece en bancos y sabanas altas y es muy común a orillas de las carreteras. En el llano se le considera indeseable porque invade las áreas de pastos naturales.  A pesar de ser un elemento muy notorio en el paisaje sabanero y siempre presente en el hombre/mujer llaneros a través de coplas y canciones, se registra un solo topónimo con un nombre colectivo derivado de mastranto: Mastrantal en el municipio Ribas del estado Guárico. 
Foto: Wikipedia

32. MERECURE (Licania pyrifolia Griseb.)

El Merecure es un árbol de mediano a grande de flores fragantes de color amarillo. El fruto es una drupa alargada de unos 10 cm, con la “concha” verdosa y delgada que contiene una sola semilla. Su “carne” es harinosa de color amarillo. El fruto es comestible y bueno para el ganado vacuno. Con el nombre de Merecure se conoce a un golpe de Joropo. Como topónimo aparece en los estados Barinas, Apure, Guárico y Portuguesa: Merecural, Merecure y Los Merecures.  Es el árbol emblema del estado Apure.

33. PALMA (30 especies)

Con el nombre de Palma se identifican en el llano a todas las plantas de la Familia Arecaceae (Palmae), individualizándolas con un calificativo específico (Palma Llanera, Palma Real, etc). Para la región llanera se han identificado unas 30 especies. En su mayoría son plantas útiles por la multiplicidad de usos. Las de porte arbóreo son buenas como referentes  geográficos, ya sea de modo individual o colectivo. En el llano se registran 51 topónimos derivados de las palmas de los cuales 7 se sitúan en Apure, 11 en Barinas, 5 en Cojedes, 11 en Guárico y 17 en Portuguesa. Los más renombrados son: Corozo Pando en Guárico; Palmarito en Apure por ser el lugar de nacimiento del afamado cantante Juan de Los Santos Contreras (El Carrao de Palmarito) y Corocito Varguero en Barinas.  Como se señaló antes, en tiempos de Guzmán Blanco se ordenó plantar Chaguaramos o Mapora (Roystonea venezuelana), una de las palmas más altas y esbeltas, en las plazas de todos los pueblos para poder divisarlos desde lejos, quizá con fines militares.

34. PARAPARO (Sapindus saponaria L.)

El Paraparo es un árbol grande de copa ancha muy común en los llanos centrales y occidentales. En algunas partes lo llaman Jaboncillo porque la pulpa que recubre las semillas puede usarse como jabón. Sus semillas, llamadas Paraparas son de un color negro intenso, duras, redondas y lisas,  que los niños utilizan a manera de metras o canicas.  Cuando alguien tiene un comportamiento atolondrado se le dice que “da más brincos que parapara en cemento".  Como topónimo encontramos pueblos y caseríos con el nombre de Paraparo o sus derivaciones en Cojedes, Guárico, Portuguesa y Barinas, en donde aparecen Paraparo, Parapara y Paraparito. En el pueblo de Parapara del municipio Roscio  (Estado Guárico) se ambienta parte de la novela Casas Muertas de Miguel Otero Silva. La historia señala también que en 1800 estuvo en este pueblo en científico alemán Alejandro de Humboldt. 

35. PÍRITU (Bactris guineensis (L.) H.E. Moore)


El Píritu es una palma pequeña de tallo espinoso que crece hasta unos 4 metros, forma macollas y sus frutos en racimos, son comestibles cuando maduran. Con su tallo templado al fuego se hace una especie de lanza o de arpón utilizado para defenderse o para pescar. Los llaneros de antes que caminaban entre uno y otro Caserío llevaban este bastón de píritu como arma de defensa para enfrentar reses bravas, perros, culebras u otros animales peligrosos, surgiendo de allí la expresión “coger píritu” o “irse a píritu”,  para señalar que se alguien se va de viaje a pie. En Apure, Guárico y Portuguesa podemos encontrar a Pirital, Piritalito y Píritu. Este último en el estado Portuguesa es reconocido por su intensa actividad agrícola. En Píritu se crió en compositor de música llanera Adelis Soto Valera.

36. SAMÁN (Samanea saman Jacq. Meer.)

Árbol grande y corpulento, de flores rosadas y una copa tan frondosa que puede ocupar un área de hasta 2.500 m². Es abundante en alto llano donde se dispersa  a través de la acción del ganado vacuno que come sus semillas, a las que el llanero identifica como Samanas.  En leyendas indígenas se explica que le nombre de esta planta se originó cuando los indios caribes atacaron y dieron muerte a los habitantes de un pueblo arahuaco llamado Gūere y, días después encontraron que una planta estaba creciendo sobre el cadáver del Brujo o Chamán, de allí que decidieron llamarla “el árbol del chamán” que después sería chamán y más tarde samán (una leyenda cuestionable sabiendo que Chamán o Shamán es un término que nos llegó desde Siberia). En Apure, Portuguesa, Guárico y Cojedes aparecen pueblos con los nombres  de  El Samán, Boca de Samán, Samán de Apure, Samán de Tigre, Semanal, Samanito y El Samanote. En el estado Aragua, fuera de los llanos, se encuentra el histórico Samán de Gūere. De El Samán de Apure son los reconocidos cantantes llaneros Jesús Moreno y José Alí Nieves.  El Samán es el árbol emblemático del estado Aragua y de los países bolivarianos. 
Foto: joba04.wordpress.com  

37.TAGUAPIRE(Pithecellobium lanceolatum (Willd.)Benth).

El Taguapire es un árbol pequeño de hasta 8 metros de altura cuyo fruto es una legumbre de color rojizo, larga y retorcida. Como topónimo sólo aparece registrado en el municipio Monagas del estado Guárico en un lugar donde la creencia popular mantiene una devoción por el alma de María Francisca Duarte (Pancha Duarte)  a quien se considera milagrosa. En este punto, casi todos los viajeros que pasan por allí, se detienen a encenderle una vela y a  pedir favores al Ánima de Taguapire.
                                                    Foto:www.tropicos.org/Name/13031927?projectid=7

38. YUCA (Manihot esculenta Crantz)

La Yuca ha sido una planta muy útil para las comunidades indígenas americanas desde tiempos ancestrales y actualmente constituye una de las principales fuentes de alimento del pueblo venezolano.  En el llano occidental es acompañante infaltable  de la carne asada. Se registran tres pueblos en Apure con el nombre de Yuca y dos en Barinas con el de La Yuca. También en Barinas es el nombre de un río afluente del Masparro.

LAS MATAS

Mención aparte merecen los topónimos con el nombre  de Mata, un término usado en el llano para  identificar a un pequeño bosque, de unas 4 hectáreas aproximadamente, de forma redondeada, que irrumpe en las sabanas llaneras. Se corresponde con lo que en Brasil se conoce como “Isla de Mata” o en Bolivia como “Isla”.  En realidad las Matas son como islas de bosque en la sabana, al revés de las Calcetas que serían como islas de sabana dentro del bosque. En el llano se registran 42 lugares con el nombre de Mata; de éstos, 13 se encuentran en Apure, 12 en Barinas, 11 en Guárico, 3 en Portuguesa y 3 en Cojedes. Hay algunas de mucho renombre como por ejemplo, La Mata Carmelera (Cojedes) en donde murió en batalla el Presidente Joaquín Crespo; la Mata de La Federación, (ahora dentro de perímetro urbano de la ciudad de Barinas), donde acamparon la tropas de Zamora durante la guerra federal; La Mata Guerrereña y La Mata de Miel en las que Páez  libró memorables batallas en 1913 y 1916; la Mata del Ánima Sola inmortalizada por Don Rómulo Gallegos, y la Mata Arzolera (Guárico) nació el máximo exponente de la música llanera, Ángel Custodio Loyola.
Foto: www.imeditores.com
     
Bibliografía consultada
1. Topónimo - Definición - WordReference.com
2. Toponimia.  html.rincondelvago.com/toponimia.html -
3. Moreu-Rey. Enric 1962. Els topònims del terme actual  i  prèterit de   L´Albiol.
4. Casale, I. 1997. La Fitotoponimia de los pueblos de Venezuela. UCV-Caracas
5. Alvarado, L. 1984. Obras Completas. Tomo I. La Casa de Bello – Caracas.
6. Monlau, P. 1856. Diccionario etimológico de la lengua española. Madrid
7. El Amargo de Angostura -  comoeslacosa.wordpress.com    
8. Baudilio Ortega 1998. 1er reencuentro de los hijos de Palmarito.
9. Conociendo a Barinas.  conociendoalestadobarinas.blogspot.com
10 Cabrera Malo, R. Mimí Tipografía El Pregonero. Caracas
11.Ramia, M. 1997 Las plantas de las sabanas llaneras. Monte Ávila-Caracas